[Inicio][Noticias] [Cine][Concursos] [Libros] [Relatos literarios]
[Listado de directores][Listado de escritores][Colecciones Novela Negra][Festivales de cine]

viernes, 4 de septiembre de 2009

"Secuestro de una mujer" de Fernando di Leo

You can read this text translated into english at: Il boss

Volvemos un poco a la senda habitual del director o al menos a la que uno prefiere, la de la seriedad, esta supuesta tercera entrega es más similar a la primera que a la segunda, aunque voy a volver a insistir que realmente no he descubierto que une a las tres producciones, en este último caso la acción de los mafiosos se desarrolla en Palermo.

Este trabajo parece que tiene unas miras bastante más amplias, incluso podemos ver una cierta crítica global a lo que es el general de país de la bota. En las anteriores producciones la policía ni siquiera ocupa un papel presencial, son muy pocas las referencias al cuerpo de seguridad, sin embargo en este caso si que parece que entramos en sus entresijos a través de la corrupción de sus integrantes, sobre todo los de más arriba.

La composición de la historia parece bastante ordenada, recuerda a las típicas producciones donde se pretende explicar la estructura de la mafia, en concreto la composición de la familia y la importancia de dicha unidad de organización dentro de la sociedad y tradición italiana. Esto es lo que acabará dando credibilidad h sobre todo una seriedad que se agradece a todo el conjunto.

Sin embargo casi todo en este mundo tiene su contrapunto y lo que merma dicha veracidad son los actores, en su gran mayoría sus interpretaciones tienen tan baja calidad que de verdad que no merecen la pena, además la gesticulación es tanta en sus acciones que restan crédito a lo que vemos.

Punto y aparte merecería el título, que en este caso corresponde a lo que vemos, pero hay que reconocer que el secuestro no es nada al uso, eso si, acaba sirviendo como excusa para que volvamos a reincidir en el tema del destape. Es curioso como se podía tener tan mal gusto a la hora de mostrar a las féminas ligeras de ropa, el caso es que ahí queda la cosa.

No podemos exigir demasiado a esta película hay que verla con ojos benevolentes, no demasiado ejecutores, pensando que estamos ante un cine casi de denuncia. Con aspectos flojos sobre todo en cuanto a la interpretación, pero que se ajusta más a lo que estamos acostumbrados dentro de lo que es este tipo de genero, lo que si que nos deja un poco con los ojos abiertos es que la película no termina con el típico FINE (Fin en italiano) sino con un “Continuará” que realmente no se a que obedece.

TRONCHA