[Inicio][Noticias] [Cine][Concursos] [Libros] [Relatos literarios]
[Listado de directores][Listado de escritores][Colecciones Novela Negra][Festivales de cine]

viernes, 25 de septiembre de 2009

"A quemarropa" de John Boorman

You can read this text translated into english at: Point blank
El primer apunte de la reseña lo dirijo al título de esta obra. Aunque es habitual en mi arremeter con las libre-traducciones que hacemos en este país sobre los títulos originales de algunas producciones, en este caso me la tengo que guardar porque han sido fieles al título original (Point blank). Lo que pasa es que después de verla me parece más apropiado el de la novela en que está basada la historia "The hunter" de Donald E. Westlake, bajo el seudónimo de Richard Stark, el caso es que si no es de una manera lo es de otra el caso es protestar por algo, que inconformista soy.

El inicio del film puede parecer un poco caótico ya que se sucede una mezcla de imágenes que nos es un poco complicado de discernir si estamos ante la realidad o todo es fruto del onírico pensamiento de nuestro protagonista Walker (Lee Marvin). No hay porque preocuparse ya que todo se acaba aclarando. Lo que si es digno de mención es que esta técnica a caballo entre la realidad y la ficción se utilice en lo que es el cine negro, pero también se puede decir en su defensa que no estamos ante un ejemplo total de cine de dicho género.

A ver como explico esto para que se comprenda bien, la película es bastante buena, me gusta. El personaje del Walker, me parece fantástico, pero da la sensación que Boorman se acaba metiendo en un jardín, cuando da la sensación de que las cosas no deberían haber sido tan complicadas. Perfecto el dibujo que nos hace del protagonista, un hombre duro y rudo, sin escrúpulos. El problema es cuando intenta vendernos la imagen de galán, de dandy, este no encaja con el rostro de Lee Marvin, o al menos yo en esa faceta no me lo acabo creyendo.

Otra cosa que destacaría es la puesta en escena. No parece dejada al azar, bastante medida en general, sobre todo a la hora de mostrarnos ciertos entornos interiores de los apartamentos y casas donde se desarrolla todo. Incluso me voy a atrever a decir que cuando Walker entra en el baño porque aun no se cree que su mujer haya muerto, comprueba que todo es verdad, que los frascos de esencias que hay en la bañera efectivamente están hechos añicos, mostrándonoslos el director con una policromía líquida con pedazos de cristal, digna del mismo Argento .

Un inicial enfoque del film podría dar que pensar que la idea principal es la venganza. Una vez más, algo de ella hay, no se puede negar. Pero más bien parece que estamos ante un ser sediento de sangre, pero al que no le pueden sus instintos primarios aunque a veces también nos de esa sensación. Sobre todo en las escenas de violencia. Por otro lado Walker es cerebral, calculador, en definitiva inteligente, se sirve del menosprecio que los demás tienen hacia él para declararse en clara ventaja ante sus enemigos.

En resumidas cuentas, y reconozco que no he leído la novela, parece ser que Boorman no lo tenía muy difícil a la hora de haber hecho una obra maestra y sin embargo se queda en un trabajo correcto. Es una pena que se pierda bastante la esencia por el camino. Dejando tiempo en los flecos y no en el meollo de la cuestión que es donde se debería haber centrado, aun así como siempre sigan mi consejo, veanla y saquen ustedes mismos sus propias conclusiones.

TRONCHA

1 comentario:

Fantomas dijo...

Pese a los buenos comentarios que había escuchado acerca de esta cinta, cuando la ví me decepcionó bastante. Tal vez el exceso de expectativas me terminó jugando en contra.

Saludos.