[Inicio][Noticias] [Cine][Concursos] [Libros] [Relatos literarios]
[Listado de directores][Listado de escritores][Colecciones Novela Negra][Festivales de cine]

miércoles, 15 de abril de 2009

"La sombra del poder" de Kevin McDonald

Con tan poco periplo cinematográfico, parece que el señor MacDonald se empieza a hacer un hueco en este mundillo, no es que sea un neófito, ya que tiene unas cuantas producciones, entre ellas la destacable "El último rey de Escocia" (2006), lo que pasa es que viene del mundo del documental y esto queda reflejado en ambas producciones, la anteriormente mencionada y la que ahora ocupa nuestro tiempo.

El caso es que nos enfrentamos a una obra con cierta complejidad, tampoco esperen que sea muy revirada, no es necesario que pongan una atención realmente especial, no es necesario que seamos unos lumbreras para que la trama principal y su desenlace encuentren acogida en nuestro entendimiento, es del tipo en el que el espectador es testigo de lo que acontece y nos situamos durante todo el film al lado del personaje que le toca investigar los hechos.

El periodista que nos guiará a través de sus descubrimientos es Cal Mcaffrey (Russell Crowe), junto a él iremos desvelando los secretos que nos van a llevar a la conclusión final, una conclusión que satisface y que parece lógica en un principio pero que también tengo que decir me resulta molesta por la trampa final que tiene el guión y es que no me gustan esos giros inesperados, del todo efectistas, que lo único que pretenden es el engaño completo del espectador y que sobre todo lo que más me molesta es que atentan contra nuestra inteligencia.

El caso es que el ritmo es bueno, aunque la longitud del film no es desdeñable, no se hace larga, es justo hacer esta afirmación, gana intensidad en los momentos que debe y vamos recibiendo y asimilando información a medida que avanza la narración, de una forma sosegada y sin sobresaltos ni empachos, consigue mantener la condición de thriller que el trabajo destila, no equivocarse y pensar que estamos ante una película de acción como parecen vendernos en el trailer.

Lo interesante de todo es la historia en si, dejamos de lado los vínculos personales entre los personajes, ya que en realidad poco nos importan, por decirlo de algún modo son las subtramas que se sostienen en un par de caras guapas y poco más, en concreto la del congresista Stephen Collins (Ben Affleck) y la becaria-periodista Della Frye (Rachel McAdams), lo realmente con enjundia se sustenta en los hombros de los dos grandes del film, el mencionado Russell Crowe y su jefa Cameron Lynne (Helen Mirren) dos actores que se me antojan de los que gustan o no pero que dan la sensación de valores seguros que nunca fallan.

En definitiva estamos ante una historia en la que una vez más el poder político, casi siempre corrupto por naturaleza, se ve azotado por el poder de la información, en concreto del periodismo, eso si, ustedes son los que entran a valorar si los métodos de unos son mejores que los de los otros, porque según McDonald ambos se sumergen en una despiadada guerra en la que no hay tregua ninguna para el enemigo, tampoco sufran, la película es anglosajona y al final ya se sabe quien va a "ganar".



TRONCHA