[Inicio][Noticias] [Cine][Concursos] [Libros] [Relatos literarios]
[Listado de directores][Listado de escritores][Colecciones Novela Negra][Festivales de cine]

miércoles, 4 de junio de 2008

"Trainspotting" de Danny Boyle

Tengo claro que probablemente muchos de los que lean este comentario van a estar en contra de mi opinión, pero hay que ser honestos con uno mismo ante todo para posteriormente poderlo ser con los demás, pienso que este es un caso más en el que la gente nos recomienda una película y nos hace una serie de advertencias esto genera en nosotros unas expectativas que luego no vemos cumplidas, no voy a decir que me parezca una película mala, pero aunque su fecha de realización sea del 1996 opino que ahora no impactaría o tendría la trascendencia que en su día tuvo.

No se puede negar que las escenas tengan cierta dureza, me refiero sobre todos a las referentes con las drogas, pero no me digan que actualmente no hemos visto muchos ejemplos de ello incluso peores que este y no nos ruborizamos ya tanto, parece que el cuerpo se nos ha hecho a ello, lo que me cuesta más son las escenas bizarras en torno a la suciedad de los entornos donde se mueven nuestros personajes y eso que la escena del retrete más sucio de Escocia es una de mis preferidas en el film.

Algunas veces da la sensación que el guión va dando trompicones, no vemos demasiado justificadas algunas de las acciones de los protagonistas sobre todo las de Renton (Ewan McGregor) ni siquiera me parece correcto el final, ya que he abordado el tema de los personajes destaco el Begbie (Robert Carlyle), este si que da juego al realizador, desde el primer momento acaba mostrándose como es un psicópata que lo único que le interesa es la violencia sin más, aunque por otro lado rechace de pleno el mundo de las drogas.

El grupo de Renton decide no intentar nada y dedicarse a vivir la vida de la forma más sencilla que esta se les plantea, sin intentar siquiera ver si hay algo más allá de sus propias narices, intentan romper con el corsé social, pero no dan la sensación de ser muy auténticos, a veces estamos ante una delirante comedia cuyo guión y novela en la que está basada dan la sensación que se han forjado en un momento bastante lisérgico del autor de la misma, por supuesto que llegamos a reír durante el film pero acabamos desbordados tampoco en este aspecto.

Quizás lo que no logro entender y si alguien aparece por aquí agradecería su punto de vista, es el tono dramático que en algunas ocasiones se le quiere imprimir a este trabajo, no comprendo el porque de ciertas escenas de fatalidad que quedan sin explicación, aunque de alguna manera logren ser los fantasmas del protagonista durante una de sus desintoxicaciones, acompañando dichas de escenas de cierto surrealismo que es de agradecer y que nos lleguen incluso a recordar a “La naranja mecánica” (1971) de Stanley Kubrick.

Lo que más significativo de toda la película me parece la música, sin duda alguna el repertorio es fantástico, realizando una especie de recorrido histórico a través de las tendencias musicales y porque no recordándonos películas que acompañaron nuestra juventud, en contraposición a la misma tenemos la figura del narrador que en esta ocasión sobra totalmente ya que nos aporta realmente poco redundando en información que ya hemos visto a través de las imágenes.

TRONCHA

5 comentarios:

Fantomas dijo...

De lo mejor de Danny Boyle. Una cinta cruda, bizarra y sumamente entretenida.

Saludos.

Jorge - cinenovedades dijo...

Recuerdo que cuando la ví, me pareció una película correcta y no mucho más. Quizás me jugó en contra el hecho de que todo el mundo me la recomendaba sin parar.

Saludos!

babel dijo...

Aunque es posible que tengas razón en que ahora ya no causaría el impacto de hace doce años, opino que esta película es el mejor film sobre drogas escrito y dirigido hasta el día de hoy: el guión es coherente, la fotografía es magnífica y la banda sonora excepcional. Fiel recreacion, cruel también, de un estilo de vida; repugnante, dura, y con un dramatismo que pone los pelos de punta, aún hoy. Aderezado todo, si cabe, con un finísimo sentido del humor, además. Una especie de video-clip de hora y media sobre una parte de la sociedad británica acertadísimo (compárela en este sentido con this is england y eche a correr!!)
El defecto: se parece demasiado a la naranja mecánica.
Un saludo!

darkerr dijo...

Alucinante pelicula, con un humor negro muy divertido, realmente un clàsico y dentro de lo mejor de los 90's. Lastima que para mi gusto Boyle no la haya superado, iba muy bien luego de "Tumba a ras de la tierra", otra pelicula muy interesante.

Anónimo dijo...

Es "a tumba abierta"... :)