[Inicio][Noticias] [Cine][Concursos] [Libros] [Relatos literarios]
[Listado de directores][Listado de escritores][Colecciones Novela Negra][Festivales de cine]

miércoles, 5 de septiembre de 2007

"Xiao-Wu" (Pickpocket) de Jia Zhang Ke

El primer motivo que me inclinó a visualizar esta película fue su título en inglés, no pude evitar que me recordará al magnífico film de Bresson de igual nombre (Pickpocket, 1959) y porque no decirlo así de claro y desde un principio me da en la nariz que el director chino tuvo mucha influencia de este título a la hora de realizar su obra.

Si comparamos ambos ejemplos nos damos cuenta que es mucho lo que tienen en común, ambos utilizan actores no profesionales a la hora del rodaje, aunque obviamente el resultado ante la cámara no sea igual en ambos casos, y por supuesto la línea argumental es muy semejante ya que de alguna manera lo que ambos pretenden es reflejar la soledad del hombre ante una sociedad que para engullirles y no entender sus razonamientos, tampoco hay que olvidar que Jia Zhang Kerodó su obra en la clandestinidad y que como no podía ser de otro modo no pudo pasar la censura de dicho país.

Xiao Wu (Hong Wei Wang) es un alma atormentada que no llega a entender porque su propia vida acaba volviéndose contra él, no está dispuesto a cambiar, no quiere hacerlo, le gusta lo que hace, pero la sociedad avanza y el debe hacerlo con ella, incluso para que nadie pueda tacharle de anticuado intenta hacerlo, su apoyo en dicho intento de cambio va a ser Mei Mei (Hao Hongjian), una chica que conoce en una casa de citas y que parece arrojar un poco de luz en el túnel en el que ha acabado metido debido a forma de subsistir.

Como anteriormente comentaba la acción se sitúa en una China cambiante, a la que le empieza a entrar por todos los flancos la modernidad y el supuesto progreso del mundo occidental, algo que se ve reflejado en varias escenas que gozan de gran simbolismo, como cuando vuelven del teatro sin luz en las calles y precisamente acaban tropezando con una lata de coca-cola vacía, o el paquete de Marlboro que uno de sus hermanos lleva a la casa de la familia para que todos prueben.

Entre todo este mundo es donde se Wu acaba viviendo, todo su entorno le pide que el también haga el cambio que se adapte, pero no lo consigue, y acaba sucumbiendo al sistema, pero de una forma trágica, sino de una manera más bien aleccionadora, ya que te has portado mal, expiaras tus culpas delante de tus victimas siendo ejemplo ante los demás, pasando vergüenza por los errores del pasado.

La cinta en realidad no goza de mucha calidad fue grabada en video, cámara al hombro y posteriormente digitalizada, con lo que por supuesto acaba resintiéndose bastante el resultado final, aun así hay que valorar en su medida este intento inicial de uno de los directores más importantes de su generación, ya que este acaba sirviendo de base para posteriores trabajos de mayor magnitud como Platform (2000) o Naturaleza muerta(2006).

TRONCHA

4 comentarios:

Alikuekano dijo...

Este tipo de cintas no suelen ser mi primera elección cuando voy a ver cine, es ma salguno en un foro (Allzine apra mas señas) me llego a decir qu eno esperaba qyue yo viera cintas como Still Life (valla concepto tiene de mi), sin embargo esta cinta que nombro me encantó y quiero ponerme algun dia, mas pronto que tarde, a repasar un poco la filmografía de Jia.

Después de este cais auto-monólogo lo que quiero decir es que este comentario que escribes me llena aún mas de ganas de ponerme a ello, y quizás lo haga jejejeje.

BUDOKAN dijo...

Es impresionante el material que permanentemente rescatas de este tipo de cinematografías no muy difundidas. Saludos!

troncha dijo...

A ambos:
La pretensión real es esa motivaros o de alguna manera descubrir algo nuevo que por otros sitiossegurisimo que nunca nos van a sugerir.

El tema de los rescates que alude budokan es cuestión de mi gran amigo Des.

Saludos...

Dani dijo...

A mí también me ha gustado esta Xiao Wu. La verdad es que Jia Zhangke es un director super interesante, uno de los mejores del momento. Su Shijie (El Mundo), me ha encantado.