[Inicio][Noticias] [Cine][Concursos] [Libros] [Relatos literarios]
[Listado de directores][Listado de escritores][Colecciones Novela Negra][Festivales de cine]

jueves, 20 de septiembre de 2007

"El Mayor de los Ferchaux" de Georges Simenon



Esta entrada se la dedico a mi padre que me descubrió a al gran Maigret.

Uno de mis cineastas favoritos, nunca lo he ocultado, es Jean-Pierre Melville. Y una de mis asignaturas pendientes es el visionado del último film que me queda por ver de su filmografía “L'Aîné des Ferchaux”. Cuando me enteré que el guión de la película estaba basado en una novela de Georges Simenon me pareció algo increíble, el trabajo de dos de mis ídolos plasmado en una única obra. Aun sigue pendiente para mí su visionado, pero indagando, descubrí que habia una edición del libro en castellano de los años sesenta.

Me puse en marcha y gracias a dos paginas fundamentales en castellano para la búsqueda de libros de segunda mano (iberlibro y uniliber) encontré un ejemplar.

Simenon, y eso me lo enseñó mi padre, es un maestro en la descripción psicológica de los personajes que aparecen en sus obras. Con breves trazos y con un pulso increíble recrea los impulsos que nos mueven a todos. En este caso se centra en un aspecto muy en boga hoy día como es la ambición. A través de la historia del declive de Diosdado Ferchaux (el mayor de los hermanos Ferchaux) y su asistente, Miguel Maudet, nos enseña la grandeza, la bajeza y la decadencia de un Dios viviente.

Diosdado fue un terrateniente en tierras africanas que se conviertió en inmensamente rico gracias a su gran fuerza de voluntad, ambición y falta de escrúpulos (curiosamente es un personaje similar al Kurtz de Conrad en “El corazón de las tinieblas”). Pero han pasado sus mejores días, es ya viejo, todos los enemigos que ha hecho a lo largo de su vida y los nuevos tiburones quieren acabar con él. Mediante argucias legales, van minando su status hasta que le obligan a irse de Francia.

Mientras todo esto se desarrolla contrata a Miguel Maudet como asistente. Lo hace para tener cerca a alguien que le admire. En la primera conversación entre ambos Diosdado, que es un maestro en identificar a las personas, descubre en el un reflejo de si mismo cuando era joven. Alguien imparable, que para conseguir sus fines está dispuesto a cualquier cosa.
El libro narra las peripecias de ambos durante la huida, pero lo más interesante de todo es como Simenon describe como la relación entre ambos va evolucionando, como se convierte en algo perturbador, hasta el final inevitable.

Incluso he llegado a deprimirme con la lectura del libro, creo que muestra con extrema veracidad facetas del ser humano que hieden. Pero eso no quita, más bien al contrario, que estamos ante una obra maestra de la Literatura precisamente por ello. Simenon nos coge por el cuello nos da de bofetadas y nos enseña la realidad pese a lo asquerosa que es.

Desde luego no se si alguien se animará con su lectura, pero yo la recomiendo.

DES

1 comentario:

troncha dijo...

Que lujo,de nuevo des_ por estos andurriales, como siempre provocas en nosotros el deseo de coger el libro que describes y devorarlo leyéndolo.

El hijo pródigo esta de nuevo entre nosotros, para regocijo de todos.