[Inicio][Noticias] [Cine][Concursos] [Libros] [Relatos literarios]
[Listado de directores][Listado de escritores][Colecciones Novela Negra][Festivales de cine]

lunes, 10 de diciembre de 2007

"El cebo" de Ladislao Vajda

Siempre que había tenido referencias de esta película habían sido buenas, por lo que mis expectativas al ponerme frente a ella, al menos eran halagüeñas, debo decir que no me defraudó, que me parece de una calidad bastante considerable, lo que si se me plantea la pregunta es si un director como Vajda es capaz de hacer cosas como esta, como ha sido también capaz de hacer otra serie de obras de tan dudosa calidad, el caso es que está la tiene y en buena dosis.


El film narra la historia de un asesino en serie del cual se desconoce todo, simplemente por meras corazonadas y tomándolo desde un ámbito totalmente personal el inspector Matthäi (Heinz Rühmann) convierte en algo muy particular, prácticamente una obsesión, el atrapar al asesino, incluso llegando a cambiar su vida de forma tajante para intentar seguir con sus pesquisas, y utilizando un cebo como si de la pesca de un escualo se tratara.


La verdad es que podríamos discutir si los métodos del retirado inspector son de lo más correctos, ya que en cierta manera asombra su modo de actuar, y curiosamente en un país como Suiza, donde parece ser y según dicen nunca pasa nada, pues vaya si pasa, si que si, la película está plagada de diálogos, que constituyen la base del argumento, de como se va a llegar al desenlace final.


El comienzo se me antoja muy parecido a la película El bosque del lobo de Pedro Olea ya que quien descubre el cadáver de la niña es un buhonero, aquejado de ataques como le ocurría a J. L. López Vázquez, cuando acometía el personaje del lobisome, el hecho que la asesinada sea una niña intenta hacer que llegue más al espectador, por supuesto tratándolo de una forma bastante aséptica, sin ensañarse en la acción.


Donde si que pienso que se podía haber tensado más la cuerda es a la hora de la aparición del personaje del asesino, ya que la tensión se transmite muy bien justo hasta ese punto, introduciéndonos a través de la mentalidad infantil en un mundo que es desconocido para los adultos pero que si llegamos a entender probablemente nos lleve a dar con la solución.


La utilización de la cámara se me antoja muy buena ya que los planos son bastantes precisos, utilizando grandes angulares de exteriores que intentan dar contraste con la propia historia que surge en tan pequeño pueblo, que complicados de resolver se antojan los asesinatos y crímenes que se cometen en estas pequeñas poblaciones, aun conociéndose todos y sabiendo de que pie cojea cada uno; quizás ese siempre sea el motivo principal, que haya tantos que tengan tantos motivos para acabar con la vida del fallecido.

TRONCHA

3 comentarios:

pablo dijo...

Muy buena esta película, todo un acierto en comentarla amigo Troncha. Una película que de verdad a mi me gustó mucho ya que Vajda dió un enorme giro al cine policiaco que por aquel entonces habia en España, ya que dotó a la película con un buen suspense, previsible eso si, pero suspense al fin y al cabo. Y es que de verdad este cine era muy poco frecuente en las producciones españolas de los años 50. Y otra cosa Sean Penn dirigió una especie de remake en el año 2001 titulado "El juramento", con Jack Nicholson de protagonista. Saludos. pablocine.blogia.com

Devil Doll dijo...

Genial película, tuve ocasión de verla de nuevo hace unos días, y parecía que el tiempo no había pasado por ella...
El remake de Sean Pean es largo, aburrido, lento y espeso. Innecesario a todas luces.
Por cierto, gran blog; una página que sólo hable de libros y películas es una página que no contiene nada superfluo. :)

troncha dijo...

Gracias a ambos por vuestros comentarios.

Efectivamente es una pelicula que no ha sufrido el castigo del tiempo como les ocurre a otras.

Saludos...