[Inicio][Noticias] [Cine][Concursos] [Libros] [Relatos literarios]
[Listado de directores][Listado de escritores][Colecciones Novela Negra][Festivales de cine]

miércoles, 16 de mayo de 2007

"Running out of time" (I y II) de Johnny To

Lo primero y antes de decir nada debo hacer justicia y comentar que esta película y su secuela (Running out of time 2), que a posteriori pasaré a analizar me han parecido dos de los trabajos más entretenidos de los comienzos del genial director hongkones, trabajos dentro de lo comercial, algo a lo que nunca ha renunciado este realizador a que sus obras aparte de tener calidad también den un buen resultado en la taquilla, características ambas que parecen reñidas en muchos ejemplos del cine actual.

En esta primera parte To, nos muestra una historia trepidante, sin descansos, con continuas sorpresas en el guión, giros que no fuerzan en absoluto el resultado final de la historia llevandola por derroteros inverosímiles, todo lo contrario, consigue que mantengamos la atención en todo momento, sin permitirnos en muchas ocasiones pestañear, ante el peligro de perdernos algo relevante.

Los protagonistas son dos, Cheung (Andy Lau), el antihéroe, el ladrón de joyas en fase terminal que decide acometer un último trabajo, que le permita retirarse en la cumbre del delito, haciendo algo relevante, un personaje, al que el director decide humanizar, que no nos parezca un delicuente al uso, que su faceta como persona cobre más relevancia que la de ladrón, y a fe que la interpretación de Lau, lo consigue.

Enfrente está el personaje del negociador Ho (Ching Wan Lau), un carismático policía que acepta las condiciones del juego propuesto por su contrincante, y de esta manera añadiendo mordiente a su trabajo, olvidando la cotidaneidad y hastio que la mayoría de los casos podrían podrucirle, ambos alcanzan tan complicidad en esta persecución, que parecen todo lo contrario a un par de enmigos.

El elenco de actores secundarios son de los habituales de los trabajos posteriores de este realizador, está el inspector Wong Kai Fa (Shiu Hung Hui) con cierto aire de clown, algo que veremos en posteriores films, las mujeres no me parecen de lo más acertado, sus papeles son mas que secundarios, en ocasiones meramente circunstanciales, como el de la bonita historia de la chica del microbús (YoYo Mung), algo típico de su influencia melviliana.

Se me antojan muchisimas influencias más del cine de Melville, por ejemplo a esta exaltación de la amistad especial entre dos hombres, a lo que supone que independientemente del bando donde estes, existe un codigo de honor, no escrito, pero que ambos personajes respetan, también la minuciosidad y el tempo a la hora de rodar ciertas escenas, donde todo parece calculado, milimetrado, en definitiva cronometrado, para que cada acción ocurra en la milésima de segundo que está prevista.

Todo esta serie de circunstancias la convierten en una película altamente recomendable, y que deja ver la calidad que a posteriori podremos ver en posteriores películas de este director.

Respecto a la secuela me da la sensación de que esta película se rodó como consecuencia del éxito en taquilla de la anterior y una vez más debemos decir la tan manida frase, segundas partes no fueron buenas, o al menos tan buenas como las primeras, y hay una razón obvia para afirmar esto, la segunda parte no goza de la frescura y la originalidad de la primera, al visionarla nos damos cuenta que muchas cosas ya las hemos visto antes.

Se repiten los patrones de los personajes, ahora el negociador Ho a ascendido y es inspector Wong, pasa a ser su ayudante y el ladrón ahora es otro (Ekin Cheng), pero la historia es prácticamente igual de principio a fin, es más muchas de las escenas se repiten, de forma literal, se repite el juego y los papeles son redundantes.

Sin desprestigiar por ello el cine del premiado realizador en el festival de Sitges , me voy a permitir la licencia de comentar, que este trabajo se le podia haber ahorrado, si a lo mejor mi pretensión es mucha, pero sinceramente amarga un poco el buen regusto que nos deja la primera.

Disculpame Des, por lo que voy a escribir, a veces To desciende de los cielos para humanizarse y volverse comercial para llenar la saca

TRONCHA

4 comentarios:

Rosenrod dijo...

Ésta la tengo pendiente, y me refuerzas que eso no puede ser. Creo que tengo localizado dónde conseguirla; ya te comentaré...

Un saludo!

des dijo...

No, no te disculpo To es magnifico y mira... a mi la segunda parte también me gusta creo que da otro aire a la historia.

:-)

BUDOKAN dijo...

Tengo también pendiente esta obra de To, pero concuerdo ampliamente con lo que dices sobre la influencia del gran Melville. Quizás To no sea austero, pero le rinde un culto con grandeza al francés. Saludos!

troncha dijo...

Por supuesto que no quiero que pparezca que veo "fantasmas" por todos lados....pero Melville ha influenciado a muchisimos cineastas y no me da la sensación de que esté el mismo como muy considerado...