[Inicio][Noticias] [Cine][Concursos] [Libros] [Relatos literarios]
[Listado de directores][Listado de escritores][Colecciones Novela Negra][Festivales de cine]

viernes, 8 de febrero de 2008

"El viaje de Chihiro" de Hayao Miyazaki

Una película fantástica y cuando utilizo esta palabra la hago en todas las acepciones que de ella hay posibles, ya que de la mano de Miyazaki, nos sumergimos en un mundo desconocido del que ni siquiera teníamos noticia como le ocurre a nuestra protagonista la consentida y caprichosa Chihiro (Sen), que se niega abandonar su acomodada vida y dejar atrás a sus amigos y entorno para comenzar una nueva vida en otro lugar, este traslado será el que acabe cambiando su vida y abriéndole los ojos al futuro.

Que recuerde el tema de los yokai (dioses menores japoneses) posteriormente también lo trata Miike en una de sus obras (The great Yokai war, 2005), aunque en este caso los personajes sean de carne y hueso y no de animación como los de Miyazaki, de una manera u otra hay que dejarlo todo atrás como hace la protagonista al pasar el túnel, debemos abrir nuestra mente y disfrutar de los placeres que nos depara la casa de baños que regenta la malvada bruja Yubaba donde todos los dioses y espíritus antiguos acuden a descansar sus gastados huesos.

Planteando el cuento de esta manera ya tendríamos bastante para disfrutar de una película de animación con una factura intachable, muy cinematográfica en la que en ocasiones tenemos la sensación de estar detrás de la cámara y los actores entran en escena como si el propio director se lo hubiera ordenado, mezclándose en entornos y decorados realizados con sumo cuidado estético y por supuesto repletos e colorido, caminando entre dioses domésticos que sufren los mismos desvelos y penurias que el resto de mortales.

Pero el director japonés va más allá dejándonos que nosotros mismos le demos la interpretación que deseemos a cada uno de los personajes simbolizando en ellos los deseos, las emociones, los defectos incluso los problemas que están muy presentes en la sociedad actual, cada uno sacará sus propias conclusión, de entre las mías destaco la escena en la que aparece un hediondo y repulsivo dios que llega hasta la gran bañera a recibir su dosis de confort, de repente Chihiro descubre una espina clavada en su costado, tirando de ella acaba descubriendo que en realidad se trata del espíritu del río que está totalmente contaminado.

El personaje del sin cara representa la codicia del propio ser humano que acaba engulléndolo todo, pero que encuentra como duro oponente a la generosidad y el amor de Chihiro y en definitiva acaba doblegado a esta, Bebé, representa el propio ego de su madre, la vieja Yubaba, por eso aparece tan grande y al final acaba volviéndose contra ella misma pese a los mimosos cuidados que siempre le dispensa, estos serian algunos ejemplos lo mejor es que cada uno a la hora de ver la obra saque sus propias conclusiones para plantearse a si mismo o a otros que significado tiene cada uno.

El diseño de los personajes en general es sublime, estéticamente muy cuidados, para hacernos disfrutar visualmente de un cuento que al principio parece hecho para menores pero que abarca todas las edades y con el que vamos a disfrutar mucho, quien no queda prendado de los hollines las diminutas criaturillas que trabajan para Kamajii en su sótano ayudándole a preparar las mezclas de hierbas para tan excelsos huéspedes.

TRONCHA

3 comentarios:

darkerr dijo...

Ya quisieran muchos, y me incluyo, crear una fantasia tan impresionante como ésta, una gran pelicula y con un inicio tan sencillo, es fabulosa, Saludos.

Natali dijo...

opino lo mismo que darkerr.
saludos.

Anónimo dijo...

bueno el viaje de chijiro fue miprimera pelicula de hayao miyazaki pero lo buenofue que me impresiono bastante tanto que mebolbi colec cionista de las peliculas de hayao las recomiendo mucho adios