[Inicio][Noticias] [Cine][Concursos] [Libros] [Relatos literarios]
[Listado de directores][Listado de escritores][Colecciones Novela Negra][Festivales de cine]

lunes, 1 de octubre de 2007

"El hombre elefante" de David Lynch

Sorprendente, pero sorprendente de verdad, pero si David Lynch fue capaz de hacer un cine normal, si esta obra de arte se considera maestra se puede considerar normal, bromas aparte esta es una de las películas fáciles del genial director, asequible a todos, aunque no deje de haber elementos que son una constate en cu carrera cinematográfica.

Desde que llevo viendo su filmografía cada vez me da mas la sensación que este director continuamente está experimentando con su cine y en consecuencia con el espectador, es un apasionado de los misterioso y lo surrealista, todo esto supongo que le hizo decidirse por hacer un trabajo como el que nos ocupa y más cuando el mismo está basado en hechos reales, obsesivo admirador de personajes extraños y fuera de lo común, este era un plato demasiado apetitoso para dejar de probarlo.

Acostumbrados a otros trabajos de mayor complejidad este nos supone una facilidad pasmosa en su comprensión, al menos en lo que vemos en pantalla, porque una vez más vamos a acabar inmersos en una disyuntiva planteada por el realizador, si nos damos cuenta aparentemente nadamos entre dos aguas o dos personajes más bien, Frederic Treves (Anthony Hopkins) y Bytes (Freddie Jones), el primero doctor y que intenta dar dignidad a la vida del fenómeno y el segundo un filibustero que intenta aprovechar el filón económico que le supone la exhibición del deforme John Merrick (John Hurt) llevándolo por las ferias.

En varias ocasiones se nos plantea quien de los dos se aprovecha más del morbo que produce el excepcional humano, si uno cobrando por verle, vejándole, incluso llegando al castigo físico o el otro que explota su faceta menos conocida como es la sensibilidad y educación que hay dentro de tan espectacular envoltorio, pero aquí llega lo complicado, el director parece decirnos y vosotros espectadores, sois mejores que ambos, porque desde que aparecen los títulos de crédito todos estáis deseando ver el aspecto del célebre ciudadano inglés, de algún modo también somos espectadores de ambos espectáculos.

Por supuesto que otra de las líneas de análisis que se nos plantea es la personalidad del engendro, debido a su fisicidad, acaba implicándonos e identificándonos con dicho personaje de extrema educación y sensibilidad que tan solo pretende lo que la vida le ha negado ser una persona normal, esto demuestra una vez más lo hipócritas que somos los seres humanos siempre mintiendo e intenta demostrar que solo nos interesa el interior de nuestros semejantes.

Finalizando nos encontramos ante un ejercicio total de lucha llena de trabas y problemas en la que acabaremos inmersos, en la que nosotros mismos nos autopiconalizaremos, pretendiendo saber que clase de personas somos y si actuáramos de la misma manera; por otro lado se me antoja que Lynch con este film, pretende homenajear a grandes directores que acometieron esta temática con anterioridad.
TRONCHA

8 comentarios:

Milgrom dijo...

Parece mentira que una película de David Lynch sea capaz de hacerme llorar, pero así es. El Hombre elefante es sin duda mi película favorita de Lynch.

Por cierto excelente blog que ya he linkado en mi web.

Saludos

IRIAN-HALLSTATT dijo...

También es mi película favorita de Lynch. No es que tenga nada en contra de sus excentricidades, experimentos, atmósferas malsanas y confusas… pero el tono emocional de esta, me puede. Y no solo por ser un dramita algo sentimentaloide se aleja de la mayoría de películas de este director, pero bueno, muchas vueltas habría que dar para analizar la película en el conjunto de Lynch.
Y troncha, por lo que comentas del papel que juegan respecto al personaje de John Merrick esos dos polos opuestos que son el doctor y el feriante, la película, por otros tantos personajes, deja dicho también a las claras que da igual la actitud que alguien como Merrick pueda animar hacia él, su aspecto será siempre un escollo, y todo sentimiento que incite estará condicionado por él: el poder de la apariencia (se me ha venido a la cabeza Frankenstein; claro que este último me cae dpm, porque se rebota y lía la de dios. Y una frase de “La Chinoise” de Godard, algo así como: ojalá fuésemos ciegos porque nos escucharíamos de verdad”)

Saludos.

BUDOKAN dijo...

Una gran película de Lynch con un ambiente e imagen que nos recuerda al expresionismo alempan con cierto toque de noir. Muy buen film. Saludos!

Eukeni dijo...

Una gran película de Lynch, aunque con esto no digo mucho porque me encanta este escentrico.
Quizas el doctor y el feriante sean el mismo Lynch esperimentando con el monstruo del cine.

ana teresa dijo...

El hombre elefante me parecio una pelicula excelente, muestra la lucha de un ser humano con una apariencia anormal pero un alma noble y pura, es sencillamente conmivedora.

ana teresa dijo...

El hombre elefante me parecio una pelicula excelente, muestra la lucha de un ser humano con una apariencia anormal pero un alma noble y pura, es sencillamente conmovedora.

Cineclub P6 dijo...

la frase final es conmovedora

Anónimo dijo...

¡Nunca! ¡Nunca! Nada morirá.
La corriente fluye, el viento sopla,
la nube flota, el corazón late.
Nada morirá.