[Inicio][Noticias] [Cine][Concursos] [Libros] [Relatos literarios]
[Listado de directores][Listado de escritores][Colecciones Novela Negra][Festivales de cine]

miércoles, 25 de abril de 2007

"Fantasmas de Marte" de John Carpenter

Observando en numeras ocasiones, tengo claro que el planeta Marte será tarde o temprano una colonia de la tierra, cuando nuestro mundo esté totalmente abarrotado y no quepamos por aquí, tendremos que fundar colonias en el hermano planeta rojo, o al menos eso es lo que me ha enseñado el cine respecto a nuestro futuro, aunque realmente este mundo marciano siempre se me ha antojado como el rebelde de la familia, siempre se nos muestra como el lugar donde aparte de trasladar a los humanos, también se han trasladado muchos de los problemas de estos y de sus propios conflictos.

Dentro de una colonia minera en la que se encuentra un prisionero peligroso, se ven atrapados nuestros personajes, al llegar hayan algo extraño y por supuesto no saben de que se trata, toca investigar, pero no se pongan nerviosos, paciencia porque nosotros vamos a averiguarlo mucho antes que ellos, y eso que entre el grupo hay una científica que ya ha vivido los hechos, todo esto demuestra que por desgracia la fuerza narrativa es nula, que el guión no está trabajado y que se ha dedicado mucho más tiempo a otros aspectos que no son el hilo narrativo, lo que la hacen a veces muy anodina.

En la primera hora del film, nos da la sensación de que continuamente estamos viendo lo mismo, entradas y salidas de la comisaría, donde están atrincherados nuestros futuros héroes y continuas estratagemas entre personajes que se encuentran a ambos lados de la ley, firmando entre ambos un pacto de caballeros, para demostrar a todos que estés en un bando o en otro lo importante es salvar el pellejo.

La visión que Carpenter nos da de la supuesta sociedad matriarcal que impera en la alianza terrestre, no deja de ser curiosa, ya que esto sirve de excusa para masculinizar de alguna manera a las mujeres y por otro ridiculizar lo masculino, intentando demostrar que las que realmente deciden son ellas, pero si esto siempre ha sido así señor Carpenter y en nuestra sociedad precisamente no es que haya una supremacía femenina muy clara.

Lo más destacado de la película me parece la idea principal, otra cosa como ya dije antes es el desarrollo de la misma, y por supuesto la estética que impera, lo logrado en cuanto al tema de los decorados y de la caracterización, por decirlo de algún modo, de la nueva y poseída colonia minera, es un producto de serie B, que se hace más menos visible pero que tampoco es imprescindible y no podamos perdérnoslo.

TRONCHA

4 comentarios:

BUDOKAN dijo...

Esta película de Carpenter no ha caído muy bien en la gente. Pero para los fans de este genio, me considero uno de ellos, ha sido un plcaer. Es verdad la visión del matriarcado, y creo que aquí redobla la apuesta de seguir contando Río Bravo con la renovación que sólo este director puede darnos

des dijo...

PLAS PLAS PLAS (aplausos para Budokan)... lo siento troncha, Carpenter es genial y esta peli es muy divertida. A mi no me parece aburrida para nada y creo que siendo como es, efectivamente, una "B" es guapisima.

troncha dijo...

Bajo mi punto de vista Carpenter pasa de "heroe" a "villano", en su filmografía en varias ocasiones, tiene cosas muy buenas, ejemplo claro el episodio de Masters of Horror (1º temporada) "Cigarette Burns" el cual me pregunto porque con tan buena historia no hizo un largometraje....

Blake Doyle dijo...

Bueno tengo que decir que soy un fan incondicional de Carpenter, es mi debilidad. Cierto que no es de sus mejores películas, pero a mi esta serie b de Carpenter siempre me ha gustado y aunque no es gran cosa a mi me supo muy bien, y ese regusto a la comisaria del distrito 13 me supo a añoranza... en fin.