[Inicio][Noticias] [Cine][Concursos] [Libros] [Relatos literarios]
[Listado de directores][Listado de escritores][Colecciones Novela Negra][Festivales de cine]

miércoles, 25 de marzo de 2009

"Gomorra" de Matteo Garrone

No se pueden ni imaginar el tiempo que anduve detrás de esta película hasta que conseguí ir al cine y poder verla, entre tanto hacía lo habitual, intentaba no leer nada referente a ella o lo menos posible, para que no me influenciara a la hora de calificarla, aun así alguna noción llegue a tener, por supuesto positiva, el caso es que después de tanto correr y esperar todo llega, siendo honesto debo decir que tampoco es la típica película que sea totalmente necesario ver en salas de cine.

El principal problema que encontré fue que asistí a una sala en la que la versión de la película era doblada, no es por nada pero con doblajes como el que le han hecho a la obra de Garrone, cada vez estoy más convencido que lo mejor es la versión original, se pierde muchísimo del “mensaje” del film al espectador, además los diálogos precisamente no son de lo más elocuentes que tiene este trabajo, con lo cual se podría haber prescindido perfectamente del doblaje y el conjunto hubiera ganado bastante.

Salvando el problema descrito en el párrafo anterior lo primero que se puede decir es que la película es directa y literal, no se anda por las ramas en ningún momento, parece mostrarnos la realidad tal cual, es un trabajo encuadrado dentro de lo que yo llamaría cine realista con ejemplos como “Ciudad de Dios ” (2002), “Hotel Rwanda” (2004), “Tropa de Elite” (2007), y otros más, que nos narran en un tono cercano al documental las vivencias de personas que enclavadas en regiones donde sus formas de vida se convierten en excepcionales si las comparamos con las nuestras.

La narración parte de varios puntos sin necesidad de que todos desemboquen en un final común, nuestros protagonistas trazan sus propios caminos o discurren por ellos como más o menos les dejan, quizás de todos ellos el más importante sea la historia de los dos jóvenes que deciden hacer la guerra por su parte, esa maldita guerra que coloca a todos en un bando u otro, el que condiciona sus vidas, vidas que en muchos casos valen menos que nada, sino es para la consecución del fin para a posteriori ser desechadas, como si de un simple pañuelo se tratara, y el planteamiento es si merece la pena luchar tanto por todo para encontrarse siempre en el mismo lugar y sin una visión clara del futuro.

Con todo el contenido e importancia del mensaje que tiene el largometraje, la técnica a la hora de hacerlo nos resulta justa, abusando en muchísimas ocasiones de primeros planos, o más bien primerísimo que nos definen poco, otra técnica que se utiliza es la de hacer un plano medio en la que solo se encuadra a un sujeto, el resto están desenfocados completamente, hasta que ellos mismos se mueven para encuadrarse, resulta original al menos, eso sí todavía no he decidido si me gusta o no.

Por supuesto que estamos ante un film que denuncia la situación que muchas personas viven al sur de Italia, debido a la influencia de la Camorra, extorsiones, asesinatos, drogas, vertidos ilegales de residuos, explotación salarial, paro, etc. y lo peor de todo es que todo ello ocurre ahí al lado, en nuestra civilizada y moderna Europa, modelo mundial de autogestión, por ello se antoja necesario que personas como Garrone o Roberto Saviano, autor del libro que inspira la película tengan ese par que hay que tener para a través del cine y usándolo una vez más como arma de denuncia social nos muestren una realidad que otros se empeñan en ocultar.



TRONCHA


1 comentario:

babel dijo...

Yo creo que la película logra plasmar qué es la mafia con cierta vehemencia. Pero que también es un film bastante descuidado, que resulta inconexo en muchas ocasiones y por tanto comprensible, cuyo trabajo actoral deja bastante que desear (esto no tiene nada que ver con que los actores no sean profesionales), con una fotografía muy de andar por casa, de hecho hasta la iluminación resulta pesada, unas veces por exceso, otras por defecto.
Y respecto al mensaje, pues qué quieres que te diga... para decir "que malo está el mundo" sin más, ya tenemos a Moore, que hace estupendos panfletos.
Resumiendo: Una película para aprovechar el tirón mediático del libro y recaudar en taquilla.

Saludos!