[Inicio][Noticias] [Cine][Concursos] [Libros] [Relatos literarios]
[Listado de directores][Listado de escritores][Colecciones Novela Negra][Festivales de cine]

viernes, 25 de abril de 2008

"El general" de John Boorman

Irlanda siempre me ha parecido un país muy interesante y el hecho de que una película trate sobre su cultura o sobre su problemática nacionalista siempre acaba atrayéndome y procuro verla, pues en este caso el país que nos muestra Boorman no es el típico que pudiéramos estar acostumbrados a ver, por supuesto que aparecen dos elementos primordiales de los que los irlandeses no pueden sacudirse como son el IRA y la iglesia católica, ambos igual de influyentes sobre la sociedad.

Martin Cahill (Brendan Gleeson) es el personaje elegido para mostrarnos esta parte desconocida del país del trébol, un gangster como de andar por casa, no es el típico profesional medido y analítico que calcula hasta el mínimo detalle sus acciones o a lo mejor sí porque logró arruinar a una de las mayores joyerías de Irlanda en uno de sus golpes algo que había intentado pero ni siquiera conseguido el mismísimo IRA.

Cahill es un héroe modesto de andar por casa que ayuda a sus semejantes a sus convecinos y que igual atraca por dos millones de dólares que para conseguir un par de paquetes de pañales para la madre que los necesita, esto nos lo hace quizás más cercano, incluso casi llega a atraparnos, haciéndonos olvidar lo que realmente es, un ladrón, este tipo de personajes en una sociedad tan oprimida como la dublinesa son los que acaban alcanzando un respaldo popular que en cualquier otro ambiente no proliferarían.

Todo gira en torno al personaje central de la historia y su antagonista el inspector Ned Kenny (Jon Voight) cada uno en su lado de la ley, rivales y enemigos que no pueden verse, pero tampoco vivir el uno sin el otro, simplemente son personas que tienen en común muchas más cosas de las que realmente piensan y de alguna manera uno pretende la salvación del otro, porque defiendes sus principios hasta el último extremo.

Es de agradecer el genial sentido del humor que tiene el protagonista y su manera de ridiculizar a los poderes establecidos y cuando me refiero a estos no solo hablo de la policía, sino de los insurgentes armados y de los que llevan sotana, en realidad en su cabeza prima el anarquismo y esto hace que no haya respeto por cualquier estamento, tan solo el de la familia y los amigos que integran su banda, ojo que banda, a cual más singular de todos los integrantes, un animalario digno de observar.

TRONCHA

3 comentarios:

Jorge - cinenovedades dijo...

Interesantísima reseña. Siempre me interesó al igual que a tí, las películas que tratasen problemáticas sobre Irlanda. He disfrutado mucho de cintas como "In the name of the father" y "Bloody Sunday", por citar un par de ejemplos.

Esta tiene muy buena pinta, y cuenta con un buen director como lo es John Boorman.

Saludos, Jorge.

TRONCHA dijo...

Jorge.- en unos dias, no tardando mucho aparecerá por aquí la reseña de "Bloody Sunday".
Saludos...

Nelson, un habitante del patio dijo...

La película que elegiste en este comentario, como siempre me interesó. Una vez la vea, vuelvo con una opinión más completa.
Saludos,