[Inicio][Noticias] [Cine][Concursos] [Libros] [Relatos literarios]
[Listado de directores][Listado de escritores][Colecciones Novela Negra][Festivales de cine]

miércoles, 29 de agosto de 2007

"Las vampiras" de Jess Franco

Siempre me ha sorprendido la “relevancia” internacional de este director, aunque parezca que no dentro de su filmografía hay coproducciones con muchos países europeos e incluso con los americanos del otro lado del charco, también es conocida la admiración que algunos directores actuales le profesan como es el caso de Quentin Tarantino que para homenajearle utilizó una canción de este trabajo para incluirla en Jackie Brown , 1997. Después me he acabado enterando que la admiración es recíproca.

Todo lo que rodea a este realizador en cierta manera es excepcional, sin ir más lejos llamándose Jesus Franco, algunas de sus obras las firma como Jess Franco, e incluso como Jess Frank, todo esto se puede trasladar a su extensa filmografía, sin ir más lejos esta película de la que hablaremos líneas más abajo llega a tener diez títulos distintos, que no voy a pasar a mencionar por supuesto, en sus films han trabajado actores de renombre como Boris Karloff , Christopher Lee y Peter Cushing entre otros, todo esto le hacen gozar de cierta singularidad dentro de nuestra cinematografía, en resumen todo un personaje.

El problema quizás empieza ahora al intentar hablar del largometraje, que puedo decir de ella, lo primero que se me viene a la mente es que en ningún momento nuestro especial director se preocupa por la historia que está narrando, esta ocupa un segundo plano, en lo que realmente pone sus cinco sentidos son en las escenas o números de carácter lésbico que invaden el metraje, ese es su real desvelo.

Todo esto por supuesto que le llevo a tener muchísimos problemas con la censura de nuestro país, según muchos esta es una de las películas más castigadas por dicho ente inquisitorial lo que hace que haya varias versiones del mismo con más o menos cortes, sin embargo observándolo con ojos de nuestra época las mencionadas escenas llegan a aburrirnos más que a resultarnos embarazosas por su carga sensual.

La inconexión entre las escenas es impresionante solo sirven de vehículo para ir de desnudo en desnudo, atiborrándonos de escenas sobre exteriores, localizadas en el Triángulo de Oro en Turquía, e introduciéndonos en decorados de lo más pulp en un intento de mezcla entre la tradición a través del vampirismo y el mundo actual, que por supuesto no logra conseguir, capítulo aparte merecen el doblaje y la música.

En definitiva uno más de los trabajos de Franco que realmente poco aporta a nuestra cultura cinematográfica pero que esta claro que cosas como estas deben ser visionadas ya que nos sirven para darnos una perspectiva real cuando nos encontramos ante otros trabajos de otros autores y valorar su esfuerzo en la medida que lo merecen.

TRONCHA

1 comentario:

MARIOBAVA dijo...

Es muy triste que nuestro querido tito Jess no sea valorado nada en España y en el extranjero sea un mito.