[Inicio][Noticias] [Cine][Concursos] [Libros] [Relatos literarios]
[Listado de directores][Listado de escritores][Colecciones Novela Negra][Festivales de cine]

miércoles, 3 de febrero de 2010

"La fiera de mi niña" de Howard Hawks

You can read this text translated into english at: Bringing up baby

Cuando me pongo a ver algún clásico de los que cualquiera que se haya aproximado un poco al mundo del cine ha oído hablar, siento mucho recelo, a la hora de juzgarlos mal. Reconozco que algunos no me interesan demasiado, no me gustan, tampoco me acaban disgustando; pero pienso que si me teletransportara a dicha época y asistir al estreno, a lo mejor la hubiera puesto verde, o no quien sabe, el caso es que cuando las veo actualmente me resulta difícil criticarlas en ciertos aspectos.

Aun con los problemas personales anunciados anteriormente me dispongo a hablar sobre este trabajo de Hawks, lo primero hablar del título, siempre me meto con los re-titulados que se hacen a algunas películas, pero en este caso el que se le dio aquí me parece mucho más acertado que el original, si han visto el film o lo van a ver, se darán cuenta de porque digo esto. Durante el desarrollo de la historia a veces no comprendemos a distinguir quien es más fiera, si la protagonista o el leopardo en si.

No recuerdo exactamente donde he leído que la idea principal del largometraje es la lucha de sexos, les puedo asegurar que si también ustedes lo piensan está muy claro quien gana el combate por KO técnico. Lo que si me parece es que es un duelo entre dos grandes de la interpretación Cary Grant y Katharine Hepburn, ella me parece fantástica dentro de su exagerada delgadez, por contra Grant no me encaja demasiado en el papel de bobo, no está mal pero no acabo creyéndole del todo.

Es una comedia con un ritmo trepidante, aunque cronológicamente transcurra en un par de días a a lo sumo tres, todo se sucede sin descanso para el espectador, cuando nos da la sensación que se ha desenredado algo en la trama, vuelve a complicarse. Quizás la genialidad de la realización resida ahí, en un guión capaz de mantener vivo al espectador en todo momento, de llevarle desde una situación burlesca y ridícula a otra, un ir y venir constante por distintas situaciones y encuadres en los que de forma constante aparecen ambos protagonistas.

Lo interesante no es saber lo que va a ocurrir, porque todos sabemos que va a pasar al final, lo que realmente puede interesar es el camino que se va a recorrer para ello. Un tránsito lleno de tropiezos y de gags que pretenden extraer la sonrisa del personal, pero que en el caso de un servidor no logran hacerlo, por eso tengo la sensación de que en mi caso no resulta efectiva la fórmula del realizador, al menos la que aplico en la época a la que pertenece el film.

Me quedo con la sensación de que el tiempo ha castigado mucho a esta comedia, donde los chistes no me parecen graciosos, muchas de las situaciones cómicas que se intentan suceder una tras otra me parecen totalmente ridículas. Es un humor demasiado delicado en mi opinión, un humor como de alta sociedad, no para el pueblo llano, demasiado refinado, para que me entiendan, dando la sensación de ser bastante pedante e incluso de atacar un poco en contra de la inteligencia del espectador. No me creo que antes la gente fuera más lista o más tonta simplemente que como todo en la vida el humor evoluciona y en el de ahora no encajaría este producto.



TRONCHA

3 comentarios:

Petardy dijo...

Maravillosa historia y un dúo con mucha química el de Kate y Cary. Saludos desde Petardylandia :D

leolo dijo...

Kate es la mejor actriz de todos los tiempos, para mi. Alucinante hace que una peli suya valga la pena

moleskinepassions dijo...

Creo que es una de las películas con más dosis de humor, del bueno, que haya visto jamás. Minuto a minuto disfrutas con las situaciones y el desarrollo de la historia. La Herpburn y Grant están que se salen. Imprescindible!

Un saludo