[Inicio][Noticias] [Cine][Concursos] [Libros] [Relatos literarios]
[Listado de directores][Listado de escritores][Colecciones Novela Negra][Festivales de cine]

miércoles, 2 de julio de 2008

"Mulholland drive" de David Lynch

Plantarse delante de David Lynch, siempre supone una aventura, en esta como en ocasiones anteriores me gusta advertir a quien me lee que hay cosas del universo de este director que no hay que intentar comprender, lo principal que hay que tener en cuenta cuando tratemos con él, es que sus películas son visuales, por supuesto que resulta una obviedad escribir esto, pero para disfrutar plenamente de sus trabajos hay que hacerlo en el momento que lo vemos, sin darle más vueltas ni buscar explicaciones.

Esta película considero que tiene dos partes, no se crean que decir esto ya supone poco, porque poder hacer alguna clasificación dentro de sus trabajos ya tiene su importancia, por tanto la primera parte vemos que puede ser de una cierta comprensión, incluso Lynch, cumple con los cánones normales de cualquier otra película, realiza una presentación de los personajes y mantiene una línea narrativa más o menos comprensible, llevando varias subtramas a confluir en la misma, por supuesto sin abandonar su particular forma de poner los nervios a flor de piel a los espectadores.

La idea viene a ser de lo más normal una chica de provincias Betty (Naomi Watts) viene a comerse el mundo, Los Angeles se supone que van a ser espectador de su nueva vida, pero no todo va a rodar como ella quisiera, sin pensarlo se ve dentro de una relación verdaderamente truculenta con una mujer que ha perdido la memoria de repente y dice llamarse Rita (Laura Harring), una vez más estamos ante la dualidad morena-rubia algo que no es casual, ya que el fetichista director ha provocado este contrapunto para a su vez experimentar con la reacción del espectador.

Una vez más encontramos los típicos elementos del cine de David, esos pasillos de cualquier casa, que podrían ser la nuestra misma y que nos infunde un temor increíble doblar la esquina por no saber lo que vamos a encontrar detrás de ella, esas cortinas en las que parece que siempre hay algo detrás, son recursos habituales que encontramos en casi todos sus trabajos que no por ser esperados dejan de ser sorprendentes, además tiene la rara habilidad de sobrecogernos en entornos y localizaciones a plena luz del día, algo difícil y que muchos otros no saben manejar.

Abundan los personajes enigmáticos, raros, que en un primer momento parecen ser normales pero que están dentro de lugares también misteriosos y con estos elementos compone unos encuadres turbios de difícil descifrado en el que debemos entregarnos a la belleza y solemnidad de los mismos, insisto lo mejor es entregarse al deleite de los mismos en lugar de su comprensión.

Aparece la caja azul, si así de repente, cuando vean la película me entenderán de lo que hablo, este es el punto de inflexión total, nos las aventurábamos muy felices pensando que teníamos la situación controlada, ahora es cuando llega el descontrol, nada parece lo que es, no existe un solo instante en el que sepamos cual es la situación real que estamos viviendo, aquí el realizador no obstante deja de lado la incertidumbre, por intentar explicarme la intensidad no es la misma que en la parte anterior, su empeño máximo es el de confundirnos, o a lo mejor pretende que le entendamos, eso ya sería harina de otro costal. Podríamos pensar incluso que pretende cambiar las sensaciones por ahondar en sentimientos pero de verdad que hablando de Lynch no me lo creo.

TRONCHA

6 comentarios:

Psicodeliazombie dijo...

Una de las mejores peliculas de los ultimos tiempos... Tal como recalcas no es necesario complicarse la vida tratando de comprender la lluvia de emociones que nos inundan en el visionado... mucho mejor es dejarce llevar y disfrutar...!!!

___________________ dijo...

Una autentica maravilla. YO la he visto en ingles, en español y casid el reves, y cada vez que la veo saco algún detalle nuevo. Una lástima que una película como esta no tenga la repercusión y la fama que tienen otras.


Un saludo,



Pedro.

Kraven dijo...

Otra enigmática obra del maestro de la pesadilla estilizada. Junto con "Cabeza borradora", "Carretera perdida" y "Inland Empire" forma una extraña y maravillosa tetralogía del horror que acecha sobre la realidad cotidiana.

Un saludo!

darkerr dijo...

Pues si, es mejor verla y con ello disfrutarla sin mas, aunque cada vez que se aprecia siempre salta algun detalle que lleva a sacar todo tipo de interpretaciones. Una genialidad sin duda, entrar al universo de Lynch es un reto.

Fantomas dijo...

Otro rompecabezas del maestro David Lynch. Sus películas se prestan a cientos de interpretaciones, siendo uno de los directores más inquietantes de la actualidad.

Saludos.

Jorge - cinenovedades dijo...

Esta no la he visto, aunque de verdad no me entra demasiado David Lynch (es una opinion meramente personal, ya que por lo que veo, la mayoría lo considera un genio), supongo que su estilo no me ha entrado nunca (por decirlo de alguna manera). Trataré de verla y disfrutar sin más, como bien dices en tu reseña.
Saludos!