[Inicio][Noticias] [Cine][Concursos] [Libros] [Relatos literarios]
[Listado de directores][Listado de escritores][Colecciones Novela Negra][Festivales de cine]

lunes, 21 de enero de 2013

"Los cronocrímenes" de Nacho Vigalondo


Sorprendente, es el primer calificativo que debo dar a esta producción. Después de un largo tiempo persiguiéndola, me la acabé encontrando de repente y quizás cuando menos lo esperaba. Aun así, cumplió mis expectativas e hizo que disfrutara de un buen rato de cine. Cosas mejores se habrán hecho con menos presupuesto, pero estoy seguro que también mucho peores con mucho más plata.


Inteligente, otro argumento más para poder recomendar la realización de Vigalondo. Se enfrenta a un tema complicado como es el de los viajes temporales y sale realmente airoso. Tiene la capacidad de que el espectador comprenda perfectamente la paradoja temporal que se está produciendo ante sus ojos. Por eso es inteligente, porque no hay necesidad de retorcerlo todo para que llegue el momento que se haga incomprensible, cosa que no llega a ocurrir.

No hay que acudir a una gran historia para ponernos en situación, no es necesario que lo que nos vayan a narrar sea extraordinario. El gran acierto está en la forma que es contado. Ahora se me viene a la mente el caso de “Primer” (2004), de Shane Carruth, una película mucho más liosa, si se me permite la palabra que esta y al mismo tiempo con igual temática y una historia muy similar, aunque esta se ubique en la ciudad y la nuestra en el campo.

Quizás su punto débil se haya en las interpretaciones, no es que sean de lo mejorcito, para poder disfrutar. Aunque da la sensación que no importan mucho ya que acabamos tan metidos en la historia que no es necesario que sean un derroche. El uso de cierto maquillaje efectista como vendarse la cara hace que el film se impregne de cierto tenebrismo y angustia al mismo tiempo, conseguir el pleno con un recurso tan simple.


La película nos está dando continuamente claves para que vayamos entendiendo todo lo que ocurre. Es una narración totalmente abierta, no esconde nada, da la sensación en ocasiones que recibimos las respuestas antes de que seamos capaces de plantearnos las preguntas. Nosotros mismos somos parte de la paradoja anteriormente mencionada, realmente no tenemos claro a que Hector (Karra Elejalde) estamos observando al uno, al dos o al n.

También hace que nos planteemos la duda de si nuestro protagonista actúe como actúe, todo acabe convirtiéndose en un bucle. Aunque el piense que cada vez que lo hace realmente hace algo distinto para que dicho bucle se rompa. No se si me he logrado explicar, pero seguro que si se ponen ante este trabajo, lo comprenderán perfectamente. Quien sabe, a lo mejor ustedes le encuentran otro enfoque y pueden dejárnoslo en los comentarios, para que el resto también lo disfrutemos.

TRONCHA

1 comentario:

Oz dijo...

Me ha gustado mucho tu Blog, y este post en particular, es un gusto visitarte.
Te invito a visitarme en:
http://el-cine-que-viene.blogspot.com/


Un gran saludo, Oz.