[Inicio][Noticias] [Cine][Concursos] [Libros] [Relatos literarios]
[Listado de directores][Listado de escritores][Colecciones Novela Negra][Festivales de cine]

miércoles, 16 de enero de 2013

"La venganza de Fu Manchú" de Jeremy Summers

Fu Manchú, personaje literario, creado por Sax Rohmer, ha dado ya unas cuantas vueltas por el mundo del cine. Varios son los directores que se han atrevido en llevar a tan peculiar oriental a la gran pantalla y entre ellos no podría faltar nuestro Jess Franco, pero de este caso ya daremos cumplida cuenta más adelante en este mismo espacio.
No se a ustedes pero este singular chino de uñas largas y bigotes interminables, siempre me ha hecho recordar no mi infancia, sino mi juventud. La primera película de la saga es “La máscara de Fu-Manchú” (1932), donde nada más y nada menos todos andan tras la tumba de Ghengis Khan. La siguiente es bastante posterior “Las novias de Fu-Manchú” (1966) en la que la hija del villano, cobra un protagonista realmente vital ante los acontecimientos.
Fu-Manchú (Christopher Lee) en este trabajo, una vez más ha logrado zafarse de las garras de la muerte y como no se pone manos a la obra en cuanto a su venganza. Por supuesto contra su peor enemigo Neyland Smith (Douglas Wilmer) inspector de Scotland Yard, cuya carrera policial comienza en el duro Shangai, donde ambos se encuentran por primera vez y este encuentro les lleva a convertirse en eternos enemigos.
Las historias del doctor, aparecen todas cortadas casi por el mismo patrón. Un individuo que se regodea con el dolor del ajeno y que no duda en hacer cualquier cosa para conseguir sus fines. Y siempre uno por encima de todos ellos, el de dominar el mundo, no deja de ser curioso que pretenda siempre someter a la humanidad desde el lado del terror y el miedo. Tampoco rehúye de las leyendas oscuras y de los mitos de algunas reliquias para poder acaparar sus poderes.
En el otro lado siempre los ingleses, remilgados y altivos, pintados como los salvadores del mundo y al mismo tiempo como unos perfectos déspotas. La verdad es que cuando todo parece a favor del mago oriental, siempre acaba metiendo la pata y los occidentales escapan de la funesta suerte que les tenían preparada. Muchas veces no por la astucia de estos sino por el demerito del mismo Fu Manchú o los de su entorno.
Por tanto y como conclusión determino que Fu Manchú es un personaje que ha tenido mucha suerte, porque ha sido interpretado por dos grandes del cine de género: Boris Karloff y Christopher Lee. Aun así no deja de ser un personaje relativamente simpático que no cuadra con lo que actualmente se lleva, pero que se deja mirar con cierta nostalgia, aunque solo sea para volver a aquellos tiempos pueriles.

TRONCHA